ENTRENAMIENTO OCLUSIVO

3 razones para no usar bandas o straps con el entrenamiento oclusivo

Si estás interesado en el entrenamiento oclusivo te recomiendo no utilices vendajes elásticos, bandas, correas o straps para llevarlo a cabo. En esta entrada te daré 3 razones de peso por las que no recomiendo su uso en absoluto. Además, si estás empezando a valorar la oportunidad de adquirir material para empezar a emplear entrenamiento oclusivo, esta entrada también te será de gran ayuda. 

¿Por qué se utilizan las straps o bandas para el entrenamiento oclusivo?

Desde la década de los 60, el entrenamiento oclusivo empezó a desarrollarse en Japón de la mano de su inventor, el doctor Yoshiaki Sato. Debido al origen nipón de la técnica, el entrenamiento oclusivo también puede denominarse como Kaatsu Training (Kaatsu significa compresión en japonés).

Durante los inicios del entrenamiento oclusivo, el propio Dr. Sato empezó a aplicar en sus entrenamientos la compresión externa a través de bandas elásticas, incluso con cámaras de bicicleta.

Debido a la gran fama que ha alcanzado está herramienta, rápidamente diferentes casas comerciales han promocionado su uso a través de correas de nylon o straps. 

A día de hoy es muy fácil encontrar este tipo de materiales por internet, en la imagen tenéis un ejemplo claro.

No uses correas, bandas o straps para el entrenamiento oclusivo.

¿Por qué no debes usar straps o bandas para el entrenamiento oclusivo?

No se puede determinar el grado de restricción del flujo sanguíneo que se está aplicando durante su uso.

Mayor riesgo de restringir de forma completa el flujo sanguíneo arterial, provocando un mayor riesgo de necrosis titular o muerte celular.

No es posible programar una progresión en el entrenamiento oclusivo, limitando así su efectividad.

¿Cómo sabemos que no se deben usar straps, correas o bandas para el entrenamiento oclusivo?

Dentro de las primeras investigaciones más importantes que se han realizado sobre el entrenamiento oclusivo está en conocer la relación entre la efectividad y el porcentaje de restricción del flujo sanguíneo, también conocido como presión oclusiva arterial (arterial occlusion pressure o AOP). 

Como se representa en la imagen extraída del trabajo de Loenneke y colaboradores (2014), al comienzo del uso del entrenamiento oclusivo se puede observar como según aumenta la presión (grado de restricción), también lo hace la eficacia.

Sin embargo, llegados al punto de máxima efectividad, esta relación se invierte, pudiendo llegar a suponer un peligro para la salud de la persona (zona gris oscura de la imagen).  

Entre el 40-60% de la AOP se producen los mayores efectos, según la evidencia recogida por todos los artículos científicos en mi ebook «Entrenamiento Oclusivo»

Imagen extraída de Loenneke et al, 2014

A partir del 80% de la AOP, la eficacia del entrenamiento oclusivo empieza a disminuir, y pasado el 100% supone todo un riesgo. Recuerdo que el 100% de la AOP supone cerrar por completo el paso de sangre a los tejidos por debajo de la compresión externa realizada.

El uso de bandas o straps puede suponer un mayor riesgo para la salud y una gran disminución de la eficacia del entrenamiento oclusivo

Daniel Varela

Si no utilizo bandas o straps, ¿qué material se utiliza en el entrenamiento oclusivo?

Como se ha comentado durante toda la entrada, la principal limitación que presentan el uso de bandas, correas o straps es no poder cuantificar la presión que se está realizando, y, por tanto, tampoco poder determinar el grado de restricción del flujo sanguíneo que se quiere emplear.

Para salvar esta grandísima limitación, se comenzaron a utilizar manguitos de compresión. Estos llevan asociados un esfingomanómetro que permite conocer la presión en milímetros de mercurio que se está aplicando alrededor de la extremidad. 

Según ha ido creciendo la popularidad del entrenamiento oclusivo, diferentes marcas comerciales han propuesto diferentes tipos de dispositivos (automáticos y manuales) para facilitar la puesta en uso del entrenamiento oclusivo, siempre de forma segura y efectiva.

Dentro del blog tenéis una entrada completa en la que comento las diferencias entre los distintos dispositivos de entrenamiento oclusivo (¿Qué material compro para entrenamiento oclusivo?), os recomiendo que la leáis antes de que compréis ningún material.

De todas las marcas que existen, sólo colaboro en la parte formativa con Mad-Up y su dispositivo automático. Existen una gran variedad de marcas, os dejo a continuación algunas de referencia: Occlusion Cuff , Fit Cuffs, Smart Cuffs, Kaatsu Global, Delfi, B-Strong.

Estaré encantado de constatar cualquier duda o pregunta sobre ellos, así como si necesitáis una opinión sobre cuál se adapta mejor a vuestras necesidades y características.

Daniel Varela es docente y autor del único libro en español sobre Entrenamiento Oclusivo o Kaatsu Training

¿Dónde puedo saber más sobre Entrenamiento Oclusivo?

Antes de terminar, o olvides que en mis redes sociales puedes encontrar muchísima más información sobre el entrenamiento oclusivo y otros temas relacionados con la rehabilitación y readaptación de lesiones

Suscríbete y recibe GRATIS 5 infografías sobre DOLOR

dolor infografías
dolor infografias

Suscríbete y entérate de los últimos avances en el campo de la fisioterapia, el ejercicio y la salud. Además podrás descargarte GRATIS las 5 infografías que he preparado para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *