Inmovilización

Inmovilizar una determinada articulación o área corporal tras producirse una lesión ha  formado parte de los tratamientos médicos a lo largo de la historia de la humanidad. Tanto es así, que durante cientos de años se ha defendido la inmovilización precoz como medio de protección frente a lesiones secundarias que puedan originarse durante la manipulación o el movimiento en el traslado del accidentado. 

Si analizamos los contextos históricos en los que se han encontrado restos arqueológicos relacionados con utensilios que se han podido utilizar como medio de inmovilización (ej. vendas, entablillados…), podemos destacar cuatro puntos clave en el uso de la inmovilización como tratamiento:

Falta de sensibilidad y fiabilidad del diagnóstico prehospitalario

Dificultad en el acceso a la atención hospitalaria

Necesidad del manejo rápido de las lesiones agudas

Necesidad de proteger al paciente y la posible zona lesionada

¿Cuándo es necesario inmovilizar tras una lesión?

Muy probablemente, dichas cuatro características sigan vigentes en gran cantidad de situaciones que todos hemos podido vivir (ej. manejo de una lesión en una competición deportiva). Por lo que a priori, la inmovilización puede ser una gran opción terapéutica en el manejo temprano tras una posible lesión. 

¿Qué ocurre si se mantiene la inmovilización?

Si tras sufrir una lesión y recibir el tratamiento médico se persiste en el mantenimiento de la inmovilización, todos los profesionales debemos de conocer qué alteraciones se producen en el estado de salud y rendimiento de nuestro paciente.  En 1980, se publicó el primer libro hasta la fecha centrado en el impacto negativo que supone la inmovilización sobre los diferentes sistemas corporales (ej. nervioso, muscular, endocrino…).

Tales son las alteraciones que provoca la inmovilización sobre el estado de salud de las personas, que se ha utilizado como medio para conocer los efectos de los ambientes con «micro-gravedad». Los astronautas y sus viajes espaciales son uno de los mayores ejemplos de los efectos graves en la salud debido a la microgravedad. Para poder estudiar dichos cambios, las agencias espaciales han utilizado la inmovilización en cama como medio de simulación de dichos ambientes, con el objetivo de desarrollar estrategias de recuperación en periodos de inmovilización

Además, como en todo tratamiento, siempre hay riesgos relacionados. En el caso de la inmovilización prolongada son cuatro los riesgos más graves relacionados.

Riesgos relacionados con la Inmovilización Prolongada

El aumento del riesgo de sufrir un tromboembolismo aumenta durante la inmovilización, por lo que suele prescribirse anticoagulantes. Esta medicación no está exenta de provocar efectos adversos.

Debido a la dificultad que supone la inmovilización sobre el retorno venoso, puede provocarse un incremento del edema que conlleve al aumento excesivo del volumen corporal. Si la inmovilización impuesta es rígida, puede provocar una compresión del compartimento muscular y dañar los tejidos.

La pérdida de masa muscular, junto con la alteración de otros tejidos (ej. densidad ósea, grosor del cartílago…) se deben a la falta de estímulo mecánico durante el proceso de inmovilización. 

Si durante la imposición de la inmovilización (ej. yeso) queda expuesta alguna zona de la piel a demasiada presión, se puede provocar una herida que aumente el riesgo de infección, pudiendo poner en serio peligro la vida del paciente.

¿Quieres saber cómo recuperarte durante la inmovilización?

Al igual que en cualquier ámbito profesional, el primer paso para poder ofrecer un servicio que potencie la recuperación del paciente sí está inmovilizado es formarte en dicha área. Y para ayudarte en ello, en esta sección del blog de Healthy-Move subiré contenidos relacionados con la inmovilización de forma totalmente gratuita. 

Como siempre, las entradas y los diferentes contenidos están basados en la última y más exhaustiva evidencia científica, con el objetivo de poder aplicar tratamientos o estrategias de recuperación seguras y efectivas. 

También tienes disponible mi ebook «Entrena tu Cerebro» en el que podrás aprender sobre 4 herramientas que forman parte de las mejores estrategias de recuperación durante el periodo de inmovilización. 

En este ebook se encuentra toda la evidencia científica alrededor de la observación de acciones y el funcionamiento de las neuronas espejo, la imaginería motora, la terapia espejo y la realidad virtual. No tendrás que leer cientos de artículos, porque todos ellos resumidos y explicados de forma clara y sencilla, permitiendo que cualquier profesional (fisioterapeuta, kinesiologo, entrenador, readaptador, podológolo…) pueda aplicarlo en su práctica. 

Dentro del ebook se incluyen diferentes materiales prácticos (ej. casos prácticos, test de imaginería mental, etc), así como un capítulo exclusivo sobre el tratamiento del dolor en pacientes inmovilizados. Por último, dar las gracias a dos grandísimos referentes profesionales que han participado en la edición del ebook, como son Álvaro Pinteño y Lucas Mamud. 

Si quieres especializarte en la recuperación de personas inmovilizadas, ¡ERPI es tu formación!

Es la única formación de mundo específica sobre «Estrategias de Recuperación durante Periodos de Inmovilización» (ERPI), totalmente online y destinada en exclusiva a profesionales y estudiantes del campo de la salud y el ejercicio físico. 

Con más de 5 horas de duración, en la formación ERPI aprenderás a aplicar las herramientas más efectivas para la recuperación de personas que están inmovilizadas de forma completamente individualizada. De esta forma, ninguno de tus pacientes tendrá que esperar a retirar la escayola o el vendaje para comenzar su recuperación, acortando los procesos de vuelta a la actividad laboral y/o deportiva. 

¡Recuerda que en redes sociales encontrarás contenido diario relacionado con la inmovilización, la rehabilitación de lesiones, dolor y mucho más!

Suscríbete y recibe GRATIS 5 infografías sobre DOLOR

dolor infografías
dolor infografias

Suscríbete y entérate de los últimos avances en el campo de la fisioterapia, el ejercicio y la salud. Además podrás descargarte GRATIS las 5 infografías que he preparado para ti.