Saltar al contenido

¿Qué puedo hacer tras una cirugía de rodilla?

Los primeros días tras una cirugía de rodilla suponen una oportunidad muy importante para el comienzo de la rehabilitación del paciente. Pese a que los profesionales médicos suelen indicar reposo, este no debe entenderse como «no hacer nada». A día de hoy los fisioterapeutas disponemos de herramientas que permiten trabajar en etapas muy tempranas post-cirugía con toda seguridad para el paciente y que promueven su recuperación. El trabajo pre-operatorio debería contemplar la educación del paciente sobre cómo afrontar los primeros días tras la intervención quirúrgica.

A lo largo de esta entrada revisaremos algunas técnicas que pueden aplicarse durante las primeras 24-96 horas tras cirugías de rodilla, como, por ejemplo, una sustitución protésica o la reconstrucción del ligamento cruzado anterior. ¡Vamos allá!

¿Reposo tras la cirugía? Gracias, pero no.

Todos/as podemos entender que tras una cirugía deberán darse ciertos cuidados e indicaciones al paciente sobre su «nuevo» estado de salud. Muy probablemente se debe adaptar el grado de participación del paciente en actividades diarias, laborales, sociales y deportivas. Sin embargo, esto no debe confundirse con el reposo absoluto o en cama. En la mayoría de ocasiones se podrá seguir ejercitando el resto del cuerpo, teniendo en cuenta las necesidades y características de la intervención (ej. grado de inmovilización, posición del paciente, autonomía…). 

El objetivo de mantenerse lo más activo posible es disminuir los efectos negativos sobre la salud y la recuperación que el reposo tiene sobre todos nuestros sistemas corporales. Esto no es nada nuevo, si nuestro cuerpo deja de utilizarse, empieza a peder capacidades (ej. capacidad cardiorrespiratoria, fuerza, movilidad…). El conjunto de estas alteraciones se conoce como desacondicionamiento por desuso

Una propuesta sencilla para evitar el desacondicionamiento tras una cirugía de rodilla es utilizar ejercicio cíclicos, como la bicicleta estática para brazos y piernas. Este dispositivo permita realizar un trabajo cardiovascular a través del movimiento de las extremidades superiores de forma aislada o de forma conjunta a la extremidad inferior no lesionada. 

Además, es muy fácil de pautar como continuación del tratamiento en casa. Sólo sería necesario control el volumen a través del tiempo de pedaleo, así como la intensidad con una escala de esfuerzo percibido.

¿Cómo mantener la masa muscular durante la inmovilización tras una cirugía?

La pérdida de masa muscular o atrofia es un proceso que se da de forma mucho más rápida de lo que podríamos llegar a pensar (artículo). Por este motivo es esencial disponer de herramientas que nos permitan preservar la mayor cantidad de masa muscular (ej. entrenamiento oclusivo, vibración local…). 

La aplicación de electroestimuladores musculares, como los famosos Compex, ha mostrado ser útil en la reducción de las pérdidas de masa muscular provocadas por la inmovilización (artículo). En el estudio citado se aplicaba 2 veces al día durante 40 minutos, mostrando diferencias muy significativas respecto. 

El uso de la electroestimulación se ha extendido en los último años de forma importante. Muy probablemente se deba a la reducción de los precios de los dispositivos, pudiendo conseguirse buenos dispositivos por 50-100€

Por último, os dejo un vídeo resumen de un artículo que estudió el uso conjunto de la electroestimulación con el entrenamiento oclusivo durante la inmovilización.

Tras la cirugía, entre tu cuerpo y... ¡tu cerebro!

Entre los libros que he escrito a lo largo de los años, creo que uno de los que más han podido cambiar mi perspectiva como fisioterapeuta es el de «Entrena tu cerebro». Este libro aborda los cambios que se dan a lo largo de todo nuestro sistema nervioso durante el periodo de inmovilización y reposo que acompaña a multitud de situaciones clínicas (ej. cirugías), así como las técnicas que pueden emplearse para prevenir o revertir dichas alteraciones.  

Por ello, me gustaría introducir de forma breve las 4 de las herramientas que se abordan en el libro, así como en la formación  online específica sobre el manejo de paciente inmovilizado

Realidad Virtual

El uso de la realidad virtual o aumentada permite mantener la interacción con un entorno virtual cuando la participación del paciente está limitada.

Terapia Espejo

La terapia espejo promueve la aferenciación visual a través del reflejo de la extremidad sana durante el movimiento.

Observación Acciones

La observación de acciones y el uso de tareas de juicio de lateralidad son ideales para mentener los mapas motores de la extremidad inmovilizada.

Imaginería Motora

La aplicación de la imaginería motora es útil para mantener el rendimiento motor en una tarea cuando no es posible su realización (e. inmovilización).

¡Si quieres saber más sobre cómo usar estas herramientas, tienes disponible mi formación online!

Suscríbete y recibe GRATIS 5 infografías sobre DOLOR

dolor infografías
dolor infografias

Suscríbete y entérate de los últimos avances en el campo de la fisioterapia, el ejercicio y la salud. Además podrás descargarte GRATIS las 5 infografías que he preparado para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.