Flossing

¿Qué es el flossing o floss band?

Desde 2013 llevamos aplicando vendajes con bandas elásticas junto a ejercicio físico, también conocido como flossing o flossband, para la mejora de la movilidad y disminución del dolor.

Esta herramienta formó parte de los inicios del entrenamiento oclusivo o blood flow restriction training (BFRT), sin embargo ya está consolidada como una técnica completamente diferente. 

Durante estos años, son muchas las investigaciones científicas que se han llevado a cabo para demostrar sus efectos en la mejora del rango de movimiento y la disminución del dolor en hombro, rodilla y tobillo, principalmente. Todas ellas se irán comentando a lo largo de las entradas en esta web.

Aparte de los estudios científicos, el flossing demuestra día tras día en clínica sus rápidos efectos en la mejora funcional y de calidad de vida del paciente que acude a fisioterapia y/o readaptación. 

De la misma forma, la rápida mejora en los niveles de dolor y de movilidad promueven una. mayor adherencia al tratamiento. Siendo este factor clave en la consecución de objetivos a medio y largo plazo

¿Para qué sirve?

Disminución del Dolor

La aplicación del flossing junto al ejercicio físico reduce la intensidad del dolor.

Mejora de la Movilidad

Utilizar el flossing junto a contracciones isométricas y otro tipos de ejercicios es efectivo en la mejora del rango articular.

En fisioterapia y readaptación deportiva se utiliza el flossing en la recuperación de personas tras una lesión. El motivo principal es la presencia de dolor y una restricción marcada de la movilidad en una o varias articulaciones (ej. cadera, rodilla, tobillo…)

Siempre se utiliza el vendaje con bandas elásticas o flossbands junto al ejercicio físico para potenciar los efectos de esta herramienta. Así pues, utilizar el flossing y el ejercicio físico promueve el papel activo del paciente en el tratamiento, mejorando su capacidad funcional, autoeficacia y capacidad de enfrentamiento al dolor (Turk D.C et al, 2016). 

De forma concreta, tenéis en el siguiente vídeo un ejemplo de aplicación en un jugador de bádminton que sufría de dolor en la cadera derecha en los movimiento de flexión y rotación. ¿Te animas a probarlo?

¿Dónde comprar las bandas de flossing o floss bands?

Existen muchísimas empresas que venden bandas de flossing o floss bands, la mayoría de ellas muy muy parecidas entre sí. Incluso puedes encontrarlas en Amazon  o AliExpress

Las variables más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir qué tipo de bandas de flossing debemos comprar son: anchura, longitud, grosor y materia de fabricación. Muchas de las aplicaciones que podemos realizar con el flossing van a estar limitadas por sus dimensiones (ej. dedos de la mano y el pie, muñecas…)

Pero antes de que compres algún artículo, asegúrate de que sabes cómo, cuándo y con quién aplicar esta herramienta. Los libros que se ofertan en algunas de estas webs no están basados en la evidencia científica actual. Yo también los compré al comienzo de mi formación y han acabado siendo pisapapeles de más de 20€. 

Como en cualquier técnica o método de tratamiento que se aplique en fisioterapia y readaptación, el primer paso es reducir la incidencia de efectos adversos sobre la salud del paciente. Por ello, tras años de experiencia y analizar de forma crítica toda la evidencia posible, en mi nuevo curso online te enseño cómo sacarle el máximo rendimiento de forma segura.

¿Cómo funciona?

Con el lanzamiento del libro de Starret y Cordoza en 2013, donde por primera vez se hablaba del flossing como una herramienta independiente del entrenamiento oclusivo.  En el libro se propusieron dos mecanismos de acción principales (creeping fascial e hipertermia reactiva) para explicar sus efectos. No obstante, en estos años ha habido grandes avances en la ciencia que han demostrado que las hipótesis de estos autores no son ciertas. Puedes consultar esta entrada para saber más sobre ello. 

La necesidad de encontrar nuevas hipótesis que sea plausibles biológicamente y que tengan una evidencia científica sólida, ha llevado a diferentes investigadores a continuar con sus estudios. Aunque cada día es menos difícil acceder a esta información, podemos encontrarnos con diferentes barreras (ej. tiempo necesario para la búsqueda de los artículos, traducción al español, interpretación datos…) dificultando su traslado a nuestra práctica diaria

En relación a este problema, me he propuesto ayudarte como profesional. Por ello, en esta sección encontrarás entradas en español donde te explicaré de forma rápida y clara qué avances se están produciendo en las investigaciones sobre los efectos del flossing, qué poblaciones están siendo estudiadas y cómo podemos trasladarlo todo a nuestra práctica clínica. ¡Todo ello completamente gratis!

Entradas sobre flossing, artículos científicos y materiales en PDF

¿Cómo se usa el flossing o floss band en fisioterapia?

En primer lugar, la aplicación del flossing varía enormemente según las necesidades y características del paciente (ej. motivo de consulta, aérea de dolor, movimientos limitados…). El éxito de su aplicación radica en la capacidad del profesional (fisioterapeuta, entrenador y/o readaptador) de adaptar el vendaje con floss bands y el ejercicio al paciente

En segundo lugar, aplicar de forma arbitraria el flossing puede llevar asociados ciertos riesgos. En algunos artículos científicos se realizan siempre aplicaciones de 2 minutos, aplicando el 50% de tensión en cada vuelta del vendaje. Sin embargo, estos estudios están realizados en sujetos principalmente sanos, por lo que no son extrapolables a personas que sufran de dolor y/o que tengan algún tipo de patología.

No se trata de aplicar el flossing a una rodilla o un hombro. Se trata de analizar a qué demandas el paciente no está pudiendo responder de forma óptima, y para ello el primer paso es la valoración. De esta manera podremos conocer las competencias funcionales del paciente, y trazar una ruta o plan terapéutico que mejoren las capacidad funcionales a través del flossing y el ejercicio. 

Pero, si de forma concreta tuviese que dar 3 consejos para aplicar el flossing de la forma más segura, serían los siguientes:

Vendaje

Existen muchos tipos, pero en su mayoría son de tipo circular y en sentido ascendente (distal-proximal)

Presión

Si aparecen parestesias (ej. hormigueos) y/o cambios en la coloración, es demasiada presión

Ejercicio

Consigue los objetivos de funcionalidad y dolor a través de regresiones y progresiones de ejercicios básicos (ej. sentadilla).

¿Cuándo no aplicar flossing? (Contraindicaciones)

Heridas Piel

El componente compresivo del vendaje con flossing podría ser un riesgo para la integridad de la piel tras una herida

Patología Vascular

Varices, arteropatías o cualquier tipo de patología vascular periférica.

Si quieres saber más, ¡aquí tienes mi curso sobre flossing!

CURSO FLOSSING

Formación 100% Online

Suscríbete y recibe GRATIS 5 infografías sobre DOLOR

dolor infografías
dolor infografias

Suscríbete y entérate de los últimos avances en el campo de la fisioterapia, el ejercicio y la salud. Además podrás descargarte GRATIS las 5 infografías que he preparado para ti.